Sabiduría Universal

 
Sabiduría Universal | Aficiones | Enlaces| Album de fotos
 
Sabiduría Universal
 
 
La sabiduría oculta se ha revelado
El vehículo humano tiene ciertos canales muy finos por donde circula la energía, la cual no puede salirse de sus conductos; cuando la energía irrumpe en otros canales, claro está que se produce una catástrofe. La energía sexual es una fuerza explosiva maravillosa que tenemos que aprender a conducir sabiamente, si es que queremos verdaderamente la autorrealización intima del Ser.
Muchos solteros quisieran estar cumpliendo sus funciones sexuales acá, allá y acullá con distintas mujeres, eso es fornicación, eso está prohibido para los aspirantes al adeptado.
El individuo que verdaderamente aspire llegar al adeptado, no puede estar mezclándose con distintas mujeres, porque en este caso se está violando la Ley, se está en contra del Sexto Mandamiento de la Ley de Dios.
El célibe debe mantenerse firme en Brahmacharya hasta que le llegue su esposa, y no es posible mantenerse en Brahmacharya cuando no se sabe transmutar la energía sexual.
Cuando se practica el Vajroli-mudra, tiene uno que estar concentrado en la Divina Madre Kundalini, o en el Tercer Logos. Si uno se concentra exclusivamente en los órganos sexuales y olvida a la Madre Divina y al Tercer Logos, pues entonces no sublima la energía y eso va en contra de la Ley Cósmica.
Además, téngase en cuenta que si el ser humano no tiene suficiente pureza en sus pensamientos puede degenerarse y convertirse en un masturbador. Para los impuros y masturbadores será el abismo y la muerte segunda, donde se oye el llanto y el crujir de dientes.
Obviamente, mediante el Vajroli-Mudra conseguimos transmutar el esperma en energía y eso de por sí es maravilloso. Indubitablemente, tal energía creadora en alguna forma refuerza el poder de la Divina Madre Kundalini. Ella puede, así reforzada, desintegrar los “agregados psíquicos” que personifican nuestros errores psicológicos. Sin embargo nadie podría crear los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser mediante el Vajroli-Mudra. Es bueno saber que el hombre –en sí mismo- expresa una sola fuerza, el Santo Afirmar; la mujer es la expresión de la segunda fuerza, el Santo Negar, y existe una tercera fuerza que es el Santo Conciliar. Para que haya alguna creación, para que se puedan crear los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, es indispensable que las tres fuerzas –positiva, negativa y neutra- se combinen mutuamente. Tal combinación sólo es posible durante el acto sexual; por eso es que sólo con el Sahaja Maithuna se pueden crear los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser.
La gente común y corriente no posee los cuerpos astral, mental ni causal; tales cuerpos hay que crearlos y solamente se pueden crear mediante el Maithuna o magia sexual. Empero repito, el Vajroli-mudra sirve a los hombres que no tienen mujer, a las mujeres que no tienen varón y también a las parejas que están trabajando con el Sahaja Maithuna, porque les ayuda a sublimar y transmutar la energía sexual.
 
Imagen
La verdadera sabiduría de la creación.
La LEY de OCTAVAS, El HEPTAPARARSINOK, El SANTO TETRAGRAMMATON, LA TRIMURTI COSMICA o TRIAMAZICAMNO, etc....
La palabra “Gnosis” deriva del griego y significa “Conocimiento Universal”, o sea que nos referimos a esa sabiduría eterna e imperecedera que ha existido desde antes de crearse el universo, esta presente ahora en todas las cosas y continuará existiendo después de que deje de existir el universo.
La Gnosis es esa sabiduría “perennis et universalis” que se forma de la fusión de cuatro fundamentos eternos como lo son la Filosofía, el Arte Objetivo, la Ciencia Objetiva y la Mística o Religión (Religare = Volver a unir).
La Gnosis es la síntesis de todas las religiones o grupos espirituales, en ella encontramos en un connubio eterno las enseñanzas básicas de los aztecas, mayas, zapotecas, incas, egipcios, fenicios, griegos, romanos, druidas, vedantinos, hindúes, chinos, sufies, budistas, etc., etc.
En ella encontramos la síntesis de todos los libros sagrados, como lo son la santa Biblia Hebraica, el Popol Vuh de los Mayas, el Eda Alemán, el Libro de los Muertos y de la Vida de los Egipcios, el Korán de los Árabes, el Bhagavhad Ghita de los Vedas, los libros Sánscritos Budistas, etc., etc.
La Gnosis es totalmente vivencial y difícilmente se la puede expresar con palabras querido lector. Antes de que el Instituto Cultural Gnóstico llegara a ésta localidad, la Gnosis ya existía en la belleza que expresa la naturaleza, en ese anhelo o impulso espiritual que nos lleva a buscar la luz, ese heliotropismo o deseo de encontrar nuestro sol espiritual, al igual que el girasol.
A medida que profundizamos en esta sabiduría eterna, en estos valores que aparecen como una constante en todas las grandes culturas del pasado, todos los misterios de nuestra existencia se van develando poco a poco, de forma que cuanto más sabemos y más comprendemos el ¿Por qué de nuestra existencia?, ¿de donde venimos antes de nacer?, ¿hacia donde vamos después de morir?, nos identificamos con aquella célebre fase de Sócrates: “solo se que no se nada”, dando a entender el inagotable océano de sabiduría que es la Gnosis.

No seria menoscabo profundizar en una rama de esa sabiduría que es la Antropología Gnóstica. La Antropología se refiere al estudio de los antropoides o genero de grandes monos sin cola y de postura erecta, o sea que nos abocamos al estudio de los procesos, transformativos y etapas que se sucedieron y llevaron a la aparición y existencia de esta actual civilización humanoide.
Nos adentramos en fenómenos y complejas etapas de creación por lo que es menester mencionar a dos grandes leyes que gobiernan el universo: la Ley de TRES y la Ley de SIETE. Para que una creación sea perfecta en este universo, debe pasar por siete etapas o procesos de desarrollo u organización hasta que en la séptima se cristalizan, cumpliendo con la Ley de Tres, la cual regula las creaciones.
No es coincidencia amable lector que existan 7 notas musicales ordenadas (DO, RE, MI, FA, SOL, LA, SI), tampoco que existen 7 colores básicos del arcoiris, ni que tengamos 7 días en la semana. No es coincidencia que en el átomo hay 3 fuerzas que posibilitan su existencia y la de todas las cosas, una fuerza pasiva (Protón), una activa (Electrón) y otra neutra (Neutrón), las cuales se describen en la Biblia como Padre, Hijo y Espíritu Santo, por los Mayas como el Trueno, Relámpago y Rayo, por los Indostaníes como Brama, Vishnú y Shiva, por los egipcios como Osiris, Horus y Isis, etc., etc.
Desde el punto de vista antropológico esto significa por lógica que en un planeta deben darse 7 humanidades o razas para que de él florezca una Humanidad Solar, perfecta en todos los sentidos de la palabra, integrada con su microcosmos hombre y con el macrocosmos universal, en perfecto equilibrio con todas las cosas de la creación.
Se comprende ahora que no somos la primer humanidad o civilización que se ha formado en este planeta, es por ello que existen tantas lagunas inexplicables en la Ciencia Actual, aún no se ha podido demostrar que el hombre provenga del mono, existe el eslabón perdido en esa teoría evolutiva, sí se ha demostrado la existencia del diluvio universal hace aproximadamente 13.000 años atrás, sí se sabe que la esfinge egipcia es antediluviana.
No podemos negar querido lector las vivencias de nuestros antepasados, que con gran afán las relatan en la Biblia, en el Popol uh, en el Eda alemán, etc., etc. Pues todos coinciden en la existencia del diluvio y de una anterior civilización más avanzada que la nuestra, los Atlantes. Aún hoy no se puede explicar la construcción mágica de pirámides a lo largo del ecuador terrestre, aún no se explica la existencia de diamantes artificiales perfectos, mejores que los fabricados actualmente, en las tumbas egipcias y mayas.
La antropología gnóstica nos da la respuesta a todos esos misterios, aseverando que somos la quinta raza que existe en este planeta. Recordemos aquella frase que dijera una vez Pitágoras y que también lo dice Jonás en su epístola bíblica: “nihil novum sub sole”, nada nuevo bajo el sol.

 
 
Escríbeme
Me interesa tu opinión